Montaje

y puesta en marcha

Los trabajos de supervisión y mano de obra que implican a nuestro equipo de ingenieros y especialistas al frente del Responsable de Proyecto se inicia después de comprobar la concordancia e integridad de todos los componentes y equipos de la instalación situados a pie de obra, listos para el comienzo del montaje mecánico y eléctrico, una vez verificado la disponibilidad de suministros, herramientas, medios y personal de montaje.

Al finalizar el período de montaje, dentro de los plazos comprometidos, dará comienzo la puesta en marcha de la instalación, después de asegurar la existencia de material de alimentación y medios necesarios para la operación como, consumibles, repuestos y personal cualificado, quién realizará una supervisión mecánica (funcionamiento de bombas, motores, equipos principales, etc.) y una supervisión metalúrgica (confirmación del circuito de marcha, control de efluentes, etc.), con la participación de operadores de la propiedad para asegurar un arranque efectivo y operación estable.

Todas las tareas y trabajos de montaje y puesta en marcha se realizarán según las especificaciones técnicas, planos de detalle y el concepto de diseño desarrollado para el proyecto, siguiendo las directrices impartidas por el Responsable de Proyecto, quién dispondrá de las más amplias facultades de decisión.

Los equipos y servicios que formen parte del suministro cumplirán con las normas vigentes reglamentarias, lo que será acreditado mediante le entrega de manuales de operación, mantenimiento, seguridad y planes de seguridad y salud, así como el marcado CE y declaraciones de conformidad.

A partir de la entrega de la instalación a la propiedad por AMP, se ofrece una asistencia continua con soporte técnico por ingenieros de servicio de campo, que perdurará durante la vida útil del equipo o instalación a fin de asegurar su funcionamiento óptimo.

Pídenos información.